Premoniciones

Dicen ciertas areas de estudios de la mente humana, que nosotros los humanos tenemos la capacidad de las premoniciones, esa capacidad de intuir o tener la sensación de que algo va a suceder. Esas veces en que estamos pensando en alguien, y al momento suena el teléfono, con esa persona al otro lado. Otras veces estamos bien tristes, sin saber que nos pasa, y al rato descubrimos que una situación grave ha sucedido.

Explican que hay momentos en que esa intuición es tan fuerte, que nos hace sentir seguros que esas cosas van a pasar. Según los expertos, estas situaciones suceden debido a conecciones psíquicas que logramos con la gente que nos relacionamos a diario, y con las cuales logramos conectarnos de una manera subconciente. Dicen que la razón de que no todos podemos sentirlas es que hay gente más sensitiva que otras a este tipo de sensaciones, pero que esta sensitividad es una habilidad que puede ser aumentada a través de ejercicios de meditación.

A través de la historia han habido mucho muchos profetas, siendo Nostradamus uno de los más conocidos, que han podido predecir el futuro. El problema con las predicciones del futuro, es que simplemente no sabemos cuando van a ocurrir , y cuando suceden es que nos damos cuenta que tuvimos una visión. Por esta razón es que los escépticos dicen que esas predicciones son pura coincidencia, y que no hay manera de predecir el futuro.

Yo he tenido muchas experiencias con esas situaciones, a cada rato llamo a una persona que me viene a la mente, y resulta que necesitaban hablar conmigo. Puedo sentir las “vibraciones” de las personas, y esto me ha ayudado mucho en como bregar en muchas situaciones. En tres ocasiones de mi vida, he tenido la experiencia bien clara en que he escuchado una voz en mi mente que me dice que algo va a suceder, qué debo hacer ante una situación inesperada, o que debo de tomar una desición, la cual termina protegiéndome de un accidente.

Cuando tenía alrededor de 11 años estaba corriendo skateboard por la acera al frente de mi casa, veo a mis perros que están sentados en la grama, y de momento me viene a la mente que al llegar a cierto punto de la acera, los perros iban a salir corriendo y me iban a hacer caer. En vez de irme por otro lado, me dije a mi misma que eso sería imposible que pasara, pero al llegar al punto que me vino a la mente, salieron los perros corriendo , se cruzaron al frente mío, y me dí una caída tremenda que no me rompí los brazos de milagro. Me quedé bien asombrada, cómo era posible que yo haya podido predecir una situación, y que sucediera exactamente como lo pensé.

Nunca le conté eso a nadie, aunque siempre se me quedó en la mente como algo increíble que me pasó. Tampoco quería que eso llegara a oídos de mi abuela, como sabrán, ella con sus cosas de espiritismos, andaba loca por encontrar a alguien de la familia que le siguiera los pasos.

Pasaron varios años, y en mis tiempos de adolescente y chica sanjuanera, que no se perdía un fin de semana por las calles de El Viejo San Juan, Puerto Rico, me volvió a suceder otra vez.

Para aquellos tiempos era que se formaban los motines a cada rato con las peleas de los borrachos y las gangas de muchachitos A cada rato salía todo el mundo corriendo cuando sonaban par de tiros y llegaba la policía. Una noche iba caminando por una de las plazas cuando de momento se oye una gritería, y de momento viene esta manada de gente corriendo en dirección contraria. Yo iba a empezar a correr, cuando de momento oigo en mi mente que me quedara donde estaba parada, que la gente me iba pasar por el lado si me quedaba quieta. En ese momento, y por alguna razón extraña, me acordé de lo que me había pasado a los once años, me detuve, y pensé “si me llevan por el medio, pues que remedio, que me lleven al hospital”. Y como un acto de fe, puse las manos en el pecho para hacerme lo mas pequeña posible, y esperé. Yo pensaba que iba a ser atropellada por el gentío, pero la gente me pasaba por el lado sin siquiera tocarme. Fue casi de escena de ciencia ficción. Hasta yo misma no lo podia creer.

Después de varios años, una tarde iba guiando en un expreso donde la velocidad maxima era de 70 mph. Iba detrás de una carro y un camión de arrastre con doble vagón llegando a una intersección, la cual tenía carriles individuales para virar a la izquierda.. Estaba como a 5 pies de distancia del camión, cuando de momento me viene a la mente que frene, que le dé espacio al camión para que pudiera virar sin dificultad. En el momento que aprieto el freno, la persona del carro (suspiro – *si era mujer*) que estaba al frente del camión, no se fija que la flecha para virar, que nos daba derecho al paso, se apaga, y que viene un carro Cadillac en dirección contraria y que probablemente venía a 80 mph. Al no darse cuanta del cambio de luz, se mete a la intersección sin siquiera frenar, y choca al Cadillac, que tampoco bajó la velocidad, ya que tenía derecho al paso.

El golpe al Cadillac fue tan fuerte, que este, empezó a girar en la carretera, y de momento entre vuelta y vuelta, empieza a desplazarse en dirección a mi carro. Yo, que andaba en un carro pequeño, que jamás podría competir con el tamaño y peso de un Cadillac, no me quedó más remedio que mirar y esperar que iba pasar.

Entre pensamientos de que me iba a pasar lo peor, y casi cerrando los ojos esperando el golpe. Veo que el Cadillac se acerca a mi, y cuando juraba que me iba a dar, pasa a pocas pulgadas de distancia del frente de mi carro, y le da al vagón del camión de arrastre, rompiendo las ventanas del lado del pasajero. Yo lo único que ví al final fue a la pobre señora del Cadillac dando tumbos da lado a lado, y el montón de rolos de pelo que brincaron al aire después del cantazo. Todo esto pasó tan rápido, que nunca hubiera tenido tiempo para reaccionar y tratar de evitar ser golpeada.

Dicen que cuando uno tiene una situación en la cual se siente cerca de la muerte, la vida le pasa a uno en la mente como una película de video. A mí lo único que me vino fue pensar “Oh shit, me jodí”, y después mirar cómo me pasaba el carro por el frente, sin siquiera pensar en nadie. Después tantos golpes y vueltas, no corrió la sangre, ni hubo ningún herido, lo más probable la persona del Cadillac lo iba a sentir al otro día.

Depués de esto no he tenido situaciones tan precisas como estas, pero he tenido muchas donde no sé si fue una premonición o simplemente una coincidencia. Siempre me mantengo singuiendo mis instintos, ya que me he dado cuenta que me han ayudado a estar viva, por lo menos hasta ahora. Quizás un día de estos por estar siguiéndolos, me pase algo terrible.

2,801 Responses to Premoniciones

  1. kobe 10 shoes June 28, 2016 at 7:37 pm #

    It is indeed my belief that mesothelioma is actually the most dangerous cancer. It’s got unusual characteristics. The more I actually look at it the greater I am certain it does not react like a true solid flesh cancer. In case mesothelioma is really a rogue viral infection, so there is the potential for developing a vaccine and also offering vaccination for asbestos open people who are vulnerable to high risk of developing foreseeable future asbestos connected malignancies. Thanks for discussing your ideas about this important health issue.
    kobe 10 shoes http://www.kobe10.us.com/

Leave a Reply